Motoazadas eléctricas, una gran opción para pequeños huertos.

Cuando tenemos un huerto pequeño, por lo general, no tenemos de mucha maquinaria para trabajar la tierra, debido a la inversión que supone. Pero esto, hoy en día, ya no es un problema gracias a la gran cantidad de maquinaria eléctrica a precios bajos. Este es el caso de las motoazadas eléctricas, una opción muy valida para facilitarnos el trabajo en el huerto o jardín, en algunos casos, por menos de 100€.

A la hora de preparar un terreno para plantar hortalizas, tomates, o plantas ornamentales, primero hay que realizar una serie de trabajos de aireado y mezcla con compost orgánico o de otro tipo. Realizar estas tareas con un azadón manual puede ser una tarea ardua y pesada, por lo que la ayuda de una motoazada eléctrica hará el trabajo más fácil, eso si, debes tener en cuenta que si hay malas hierbas primero deberás quitarlas o mejor desbrozar un poco porque se pueden liar entre las cuchillas ya que las motoazadas eléctricas no suele ser de las más potentes.

Principales características:

  • Son practicas y manejables gracias a su poco peso. Te permitirá trabajar en huecos del terreno que otras no pueden, aprovechando al máximo el terreno disponible.
  • Son muy fáciles de usar, apenas tienen complicación se enchufan, se le da al encendido, se presiona la palanca de seguridad y a arar el terreno.
  • Son unas motoazadas baratas, en comparación con las de gasolina, que llegan a costar más del doble.
  • Son más pequeñas, fáciles de guardar y almacenar, se pueden desmontar y caben en cualquier armario, con más herramientas de jardín.
  • Son más limpias, ecológicas y tienen poco mantenimiento.
  • Por lo general deben ir conectadas a la red, algo que en principio es un desventaja. Pero algunos modelos tienen la posibilidad de usar baterías, solucionando ese problema.
  • A pesar de hacer algo de ruido, son muchísimo menos ruidosas que las de gasolina, algo que agradecerán tus vecinos.
  • Pueden llevar ruedas, pero se pueden levantar para profundizar más.

Como puedes ver, las aradoras eléctricas son una opción versátil, de bajo precio e ideal para terrenos pequeños. Además podrás elegir la que mejor se adapte a dureza y tipo de trabajo que suelas realizar en el huerto, ya que sus motores son de diferentes potencias llegando a los 1500W.